Lumia Conversaciones

Síguenos

Ideas y Opiniones

Dos semanas con el Nokia N9

Publicado por Mark julio 05, 2011

0
0

Dos semanas con el Nokia N9

0
0

Publicado por Mark julio 05, 2011

LONDRES, Reino Unido – He disfrutado la buena fortuna de pasar las últimas dos semanas utilizando una versión prototipo del nuevo Nokia N9 como mi teléfono principal. Ha llegado el momento de entregarle el equipo a mi compañero Adam para que pueda conocerle a profundidad, pero no he querido perder la oportunidad de compartir con ustedes mis impresiones sobre el nuevo producto ícono de Nokia, por supuesto mas allá de las estadísticas, las especificaciones técnicas y la lista de características que ya conocen.

En lo que podríamos llamar un primer nivel de contacto (algo así como “el nivel físico”), el teléfono es una delicia para sostenerlo y operarlo. El cuerpo de policarbonato se siente sólido, a pesar de ser realmente delgado. Esto creo que se debe a que la carcaza se compone de una pieza única. Por ello mismo no hay sonidos o movimientos extraños cuando lo aprietas. Se siente sólido y muy bien.

Algo que no puedes notar por las fotos y videos que se encuentran rondando por allí es que la pantalla es realmente muy brillante. No se mucho de las especificaciones, pero tuve que ajustar el brillo hacia el punto medio casi todo el tiempo. No fué para ahorrar batería sino porque es es perfectamente brillante para todos los usos salvo aquellas raras ocasiones cuando estuve en la calle con mucho sol.

Otro aspecto de la pantalla que los propietarios podrán apreciar en el plano estético es su curvatura. Es redondeada en las esquinas -como te habrás dado cuenta- pero también es curvada en la parte superior y esto hace que el teléfono parezca aún mas delgado en la mano e incluso le otorga una sensación de ser como una gema muy lujosa. En algún lugar leí que no hay espacio de aire entre el vidrio y la pantalla AMOLED y esto la realmente la impresión que los íconos se encuentren disponibles a la punta de nuestros dedos, incitando a tocarlos.

Cuando entrevistamos al diseñador industrial del equipo, Anton Fahlgren, llegó a comentar que “los teléfonos con botones se sienten anticuados” una vez hayas usado el Nokia N9. Eso es totalmente cierto, incluso después de apenas un par de semanas. Les soy totalmente honesto: no estoy completamente seguro si una interfaz táctil ganaría una carrera pura de velocidad contra un equipo de botones, pero estaríamos presenciando un final de fotografía. Ejecutar todas las funciones a través de la pantalla se siente mas fluido y orgánico. Es mas natural que el proceso tosco de dejar este contacto para pulsar teclas. Como sabrás, hay unos botones para volumen y encendido en un lado del equipo, pero sólo los usé en contadas ocasiones y no hacen falta.

El ‘swipe’ o la acción de arrastre/deslizamiento que se usa para cambiar entre pantallas con gran rapidez parece ser la forma idónea de navegar un teléfono. Ahora me encuentro tratando de controlar mi Nokia N8 bajo estos parámetros y me pregunto por qué no funciona de igual manera. Van a tomarse algunos días para acostumbrarse, pero una vez lo hayan hecho coincidirán conmigo que los diseñadores han dado con un camino genial.

Para acostumbrarnos a usar esta nueva interfaz hay sutiles guías: cuando llegas por primera vez a la pantalla de inicio, aparece una delgada línea en el borde derecho por un par de segundos. Este es un recordatorio que puedes deslizar esta pantalla para llegar a la de notificaciones y a la de multitareas.

Por otro lado, resulta que hay más de un tipo de deslizamiento. Tenemos el deslizamiento entre pantallas, el deslizamiento vertical para realizar el “scroll” y hay otro medio-deslizamiento en la parte inferior para revelar la barra de inicio rápido. Se puede incluso establecer otro deslizamiento hacia abajo para cerrar aplicaciones.

Al leer esto puedes imaginar que esto llega a ser confuso, pero no lo es. El deslizamiento entre pantallas requiere un arrastre completo de lado a lado, mientras que el scrolling se realiza dentro de la misma pantalla. Seguro te toma un día o dos entenderlo, pero luego se vuelve algo intuitivo.

La Tienda Ovi no estaba funcionando en el prototipo de pruebas que tenía, por lo que no pude probar el proceso de instalación. Sin embargo, el grupo básico de aplicaciones que trae es tan poderoso que no me decepcionó. Contar con Facebook, Twitter, Flickr, Skype, Mapas y un sólido cliente de correo electrónico cubre el 99% de mis necesidades. El otro uno por ciento podría decir que es el juego y para ello los chicos que me prestaron el equipo tuvieron la amabilidad de preinstalar un puñado de ellos. Problema resuelto.

Una de las características más me gustó del Nokia N9 es la pantalla de contactos. Aquí tendrás todo tu correo electrónico, tus mensajes y cuentas de redes sociales que el equipo usará de forma automática para configurar el resto de aplicaciones. Tus contactos se integran y emergen luego de la nube para que puedas accesarlos por Skype, SMS, email y de otras formas a través del equipo. Para poner Facebook como ejemplo, luego de ingresar con tu usuario y contraseña:

  • Tus amigos están en ta libreta de contactos, incluyendo su imagen de perfil y bien descritos con la información que tengas de ellos,
  • Las últimas actualizaciones de estado de tus amigos aparecen en el contacto cuando lo accesas desde la libreta,
  • Vas a poder ver estas actualizaciones y noticias en la parte inferior de la pantalla,
  • Desde la pantalla principal podrás actualizar tu estatus,
  • Puedes chat en Facebook a través de la aplicación de mensajería,
  • Puedes enviar imágenes a tu pared de Facebook directamente desde la cámara,
  • La aplicación de Facebook te permitirá hacer todo lo demás

Este tipo de integración aplica también a otras cuentas. Estas funcionalidades no estaban todavía terminadas en el prototipo que pude usar, pero se puede entender la mejora que brindará en la experiencia del manejo de redes sociales.

Algo que realmente extraño del N9 ahora que lo entregué es su velocidad. Este es un tema subjetivo, pero es que no se puede negar que es extremadamente rápido. El sistema multitareas es punta de lanza para esta característica: Una vez has abierto una aplicación -incluso la cámara- no hay en verdad necesidad de cerrarla. El dispositivo no se quedará sin memoria. He leído en alguna parte que puedes tener abiertas hasta 100 aplicaciones al mismo tiempo y en mi caso con tener 10 ya tengo casi todo resuelto. Por ello, cuando necesito regresar al email o a algún mapa que necesito consultar puedo hacerlo en milésimas de segundo (aunque no tendrás tiempo de contar). Este nivel de respuesta es realmente muy satisfactorio y es difícil de superarlo.

Pero, volviendo al inicio de mi nota, ya ha sido hora de entregarle el equipo a Adam para que siga llevando la antorcha por un poco más de tiempo mientras esperamos la cruel llamada en la que inevitablemente nos pedirán que devolvamos el equipo.

¿Hay alguna pregunta en particular que deseen formularme como usuario del Nokia N9?

comments powered by Disqus