Lumia Conversaciones

Síguenos

Nuestro Negocio

Carl Zeiss, el aliado de Nokia en imagen. Parte 2

Publicado por JCAnez marzo 12, 2012

0
0

Carl Zeiss, el aliado de Nokia en imagen. Parte 2

0
0

Publicado por JCAnez marzo 12, 2012

OBERKOCHEN, ALEMANIA- El tamaño del lente Carl Zeiss del nuevo Nokia 808 OureView es más pequeño que un terrón de azúcar y el del Nokia Lumia 800 es sólo un poco más grande que la cabeza de un alfiler, pero ambos son capaces de generar imágenes tan nítidas como las que puedes obtener de un lente ZEISS usado en una cámara fotográfica profesional

El Doctor Hubert  Nasse es un científico senior que trabaja en la División de Lentes en Carl Zeiss y en su cargo prueba rigurosamente todos los lentes en el laboratorio de ZEISS. Como podemos entender de su declaración, el ama lo que hace:

Trabajo evaluando lentes según los más altos estándares científicos. Y por supuesto ésa es la manera de juzgar con precisión que una lente Zeiss cumple con las especificaciones. Pero en el mundo de los lentes hay mucho mas que eso. Cuando se trabaja con lentes todos los días, se llega a apreciar su verdadera artesanía. Un lente ZEISS incluso tiene un cierto olor – a mí me huele a profesional.

Nasse inserta el lente de un Nokia Lumia en la máquina Carl Zeiss K8 que llega a ocupar gran parte del cuarto donde nos encontramos. Luego ejecuta algunos ajustes adicionales y un medidor comienza a funcionar. Acto seguido, inserta un lente profesional y realiza los mismos ajustes.

“Ahora mira las mediciones”, me dice. Hay tres medidores que indican parámetros de nitidez y que se disparan sobre 70%, 80% y 90%. Mientras mas alto es el número, más nítido será el lente. En esta prueba, el lente del Lumia registró mejor que el lente profesional

Nasse se siente satisfecho: “Eso demuestra cuán buenos son los lentes de los teléfonos celulares”

Ahora bien, cómo pueden dos lentes que lucen tan distintos producir la misma calidad de imagen?. Segun Nasse “Los parámetros ópticos formales son los mismos”. Sin embargo, hay diferencias claves.

Esta comparación entre el rendimiento absoluto de un lente fotográfico de 2/50mm para un sensor completo y un lente de 2.4/8mm para un sensor inserto en un teléfono móvil muestra que el segundo (que es el que tenemos en nuestros teléfonos Lumia 800) es más nítido. Pero obviamente una imagen tomada con un sensor más grande será mejor porque la información no es comprimida en una imagen pequeña, como ocurre en los sensores de los teléfonos.

Los lentes de cámaras tradicionales son hechos a partir de piezas de vidrio y luego pulidad con herramientas de precisión controladas por computadoras. Por su parte, los lentes de los teléfonos son hechos de plástico y comprimidos en un molde.

La única razón por la que no se hacen lentes de plástico mas grandes es por el tamaño físico. Una superficie de plástico de mayor tamaño se expande y contrae mucho a diferentes temperaturas, pero esto no ocurre en un lente pequeño como los que insertamos en un teléfono móvil.

El plástico le otorga a los lentes de teléfonos una clara ventaja, como nos cuenta Christian Bannert, líder de Investigación y Desarrollo en la División de Lentes de Cámaras de Carl Zeiss

El vidrio puede ser sólo fabricado en siluetas esféricas y hasta cierto punto comprimirlo o pulirlo a una forma asférica, pero hay problemas en la forma en que éstos refractan la luz en comparación a los lentes gran angulares compactos como los que tienen los celulares.

De regreso en el laboratorio,Hubert Nasse explica otras diferencias entre los lentes de cámaras y los de móviles: “Hay dos diferencias principales – el tamaño del sensor y la distancia entre el sensor y la superficie del lente. En las ópticas de los teléfonos el sensor está mucho mas cercano al lente”

Mientras los diseñadores de teléfonos quieren modelos que sean delgados y pequeños, los diseñadores ópticos ruegan por algo de espacio: “Se necesita cierto volumen, nosotros siempre queremos algo de espacio… hacer un lente en un espacio tan pequeño es muy complejo”.

El Gerente de Investigacion y Desarrollo para Proyectos de Teléfonos Celulares se llama Oliver Schindelbeck y en este momento está verificando los resultados de la primera prueba que hicimos. Al escuchar nuestro diálogo mueve la cabeza afirmativamente y nos dice “El gran reto de los últimos años es hacer cámaras mas y mas pequeñas, pero que nos ofrezcan mas megapixeles y que puedan incrementar la calidad de la imagen. Pero hemos logrado grandes progresos. Hoy día tenemos muy buenos ejercicios con cámaras menores a 7mm de grosor, y eso es impresionante”.

Schindelbeck ha trabajado en algunos de los grandes momentos históricos de la alianza entre Nokia y Carl Zeiss:

El primer modelo que trabajamos con Nokia fué el N90, y era crucial romper la barrera de los 2MP. Para Carl Zeiss, ésa era la mínima resolución del sensor para asegurar la calidad que nos identifica. Conseguir menos de esa resolución no aseguraba obtener los beneficios de un lente de alta calidad.

Este equipo es el mismo que trabajó en la cámara de 12MP del Nokia N8. Pero, a pesar de que constamente estemos expuestos a números mayores, según Schindelbeck un gran número de MP no es un indicador certero de la calidad de la cámara:

Simplificar el desempeño de una cámara en relación a un simple número no nos presenta el verdadero potencial de ésta. Es erróneo decir que una cámara de 8MP es mejor que una de 5MP. Esto no nos dice nada de patrones de colores o reducción de ruido, o cualquiera de los otros detalles que realmente importan.

Ciertamente, como él mismo comenta, la visión humana no se reduce a simple resolución. Hay mucho más.

El equipo de Carl Zeiss trabaja con Nokia en diseñar y desarrollar los lentes y adicionalmente supervisa el proceso de manufactura, monitoreando la precisión de las máquinas que insertan cada lente en cada modelo de teléfono. Una precisión estricta es esencial.

Trabajamos junto a Nokia desde la primera idea: desarrollamos el diseño óptico, calculamos el sistema de lentes, discutimos los límites y las especificaciones para la calidad. Luego calificamos los proveedores para asegurarnos que cumplan nuestros estándares. Probamos la robustez de la calidad y el procesamiento de la imagen en el primer prototipo y luego probamos intensivamente el prototipo final para cualquier ajuste final.

Oliver Schindelbeck dice que no es secreto que hay fabricantes en todo el mundo que pueden cortar y pulir un lente, o fabricar un componente, pero “es sólo cuando hemos dado todos los pasos, y hemos asegurado nuestro estándar de calidad en cada etapa del proceso, que estamos felices de decir: este es un lente Carl Zeiss”.

Para leer la parte 1 de este reportaje de Karen Bartlett, entra acá.

Fotografías de Ian Dewsbury

comments powered by Disqus